Nuestra gran aventura africana

Autor: Álvaro Manrique

Al fin llegó el día tan esperado. Desde hace varios meses, cuando nos dieron la fantástica noticia a mi compañera Blanca Sáez y a mí de que nos íbamos a Mozambique para realizar un proyecto de cooperación, no podíamos dejar de pensar ni un solo día en cómo sería todo aquello: cómo nos adaptaríamos a nuestra nueva vida, cómo nos recibirían o en qué condiciones nos encontraríamos todo aquello. Pero también nos surgió mucha incertidumbre porque no sabíamos si estaríamos a la altura de la circunstancias, al fin y al cabo, el mundo real difiere bastante de lo aprendido en la universidad.

Seguir leyendo

Una experiencia enriquecedora en Mozambique

Autora: Blanca Sáez

El 30 de enero de 2019 mi compañero Álvaro Manrique y yo nos adentrábamos en una de las aventuras más enriquecedoras vividas hasta el momento. Estábamos en el aeropuerto de Barajas rumbo a Mozambique, donde realizaríamos nuestras prácticas internacionales solidarias dentro del programa de estudios de 2º MII en ICAI y de la mano de la Fundación Ingenieros ICAI. Después de tres meses allí, hemos vuelto con un gran aprendizaje a nivel académico, profesional y personal.

Seguir leyendo

¿Te animas a hacer tu trabajo fin de máster en Chad?

El colegio San Francisco Javier, de la Compañía de Jesús, está ubicado en una población llamada Toukra, 20 kilómetros al sur de la capital N’Djamena.

Ha pasado de tener 350 alumnos inscritos en 2015 a 1.500 alumnos en la actualidad. Y la instalación eléctrica de la que dispone ya no cubre sus necesidades.

El objetivo del Trabajo Fin de Máster es diseñar un nuevo sistema eléctrico que sea capaz de abastecer a todo el colegio.

El alumno tiene la posibilidad de ir a Chad a hacer un voluntariado tras la entrega de su Trabajo, en verano de 2020, con el fin de construir e implantar el sistema propuesto.

Seguir leyendo

El porqué de dar el paso

Autor: Ismael Martín

Supongo que cada persona tiene su propio motivo para empezar con lo “social”. Yo, como la mayoría de las personas, necesité de un pequeño empujón para poder llevarlo a cabo. Siempre ha existido esa inquietud en mi de querer hacer algo, pero por excusas que uno se pone a si mismo (no tengo tiempo, aún soy muy pequeño, no tengo conocimientos, qué voy a poder aportar yo…) siempre es algo que fui dejando.

No fue hasta 3º de carrera cuando descubrí que se puede pasar del querer al poder. Y que es un paso muy fácil de dar. En ese momento, tras acudir a una charla que impartía la Fundación Ingenieros ICAI con el objetivo de darse a conocer y conseguir voluntarios para los diferentes proyectos, me ofrecí como voluntario y me asignaron al proyecto Kumbo.

Seguir leyendo