Paloma nos cuenta cómo ha afectado la crisis del COVID-19 en su TFM y de qué manera podemos colaborar.

Hola a todos. Soy Paloma Gómez de Olea, alumna de segundo de Máster de Ingeniería Industrial en ICAI.

A lo largo de este curso, he estado trabajando en un proyecto educativo con la ONG francesa Les Enfants du Soleil, con labor en Madagascar. Su misión principal es acoger a niños huérfanos y abandonados que viven solos en la calle. Los alojan, los cuidan, financian su educación y les ayudan así a reinsertarse en la sociedad. Esta ONG ayuda también a madres con hijos pequeños, y financia comedores sociales para niños. Colaboro con Les Enfants du Soleil desde hace tres años.

Mi Trabajo de Fin de Máster es un proyecto de emprendimiento social que consiste en la organización de talleres educativos sobre temas relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. La finalidad es contribuir a la formación como ciudadanos responsables de los beneficiarios de la ONG, para colaborar con su misión de reinserción en la sociedad. Aquí podéis encontrar más información sobre el proyecto y la misión de la ONG.

Además de la organización de la financiación y el contenido de los talleres, mi proyecto incluía una parte práctica en Madagascar en agosto de 2020 que, debido al coronavirus, lamentablemente, no podrá tener lugar.

Antes de la crisis sanitaria, había comenzado un crowdfunding para levantar fondos para la implementación de los talleres este verano. Durante el confinamiento, paré la campaña de financiación debido a la incertidumbre de la situación. Ahora que las cosas parecen haber mejorado, estoy volviendo a lanzar la recaudación para poder colaborar con la ONG, aunque sea a distancia. 

Al haberse cancelado mi proyecto piloto, primero he tenido que contactar a todos los donantes que ya habían colaborado para proponerles recuperar su donativo, o, si lo deseaban, donarlo la nueva causa: a partir de ahora, los fondos recaudados van a ser destinados a ayudar a Les Enfants du Soleil a hacer frente a la crisis generada por el coronavirus.

Aunque de momento la pandemia no parece haber afectado gravemente a Madagascar desde el punto de vista sanitario, sí que lo está haciendo desde el punto de vista económico. Los precios de los alimentos han aumentado, lo cual le genera dificultades a la ONG. Además, todos los proyectos solidarios que tenían organizados para este verano han sido cancelados, y las campañas de financiación que tenían preparadas también se han visto muy afectadas por el coronavirus.

Madagascar es, con o sin coronavirus, uno de los países más pobres del mundo, en el que casi el 80% de la población vive con menos de 1,9 dólares al día.

En estos tiempos difíciles todos hemos podido apreciar el valor de la solidaridad. Aunque Madagascar pueda parecer un país muy lejano, las dificultades a las que cada día hacen frente sus habitantes son muy reales. Hoy más que nunca, los niños malgaches necesitan nuestra ayuda.

Puedes colaborar con Les Enfants du Soleil donando aquí. La deducción en tu declaración de la renta es de un 80% para los primeros 150 euros y de un 35% para el resto de donativos.

¡Muchas gracias por tu ayuda!


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.