Hace tan solo unos días la Asociación Española de Fundaciones ha publicado el informe «Impacto social en las fundaciones. Revolución digital en lo social«.

Desde la Fundación Ingenieros ICAI lo hemos analizado con especial interés, puesto que vemos una clara oportunidad de colaboración de nuestro colectivo -el de los ingenieros- con las ONG en este ámbito: ¿por qué no trabajar para que en este nuevo contexto nadie se quede atrás y para impulsar la digitalización del sector no lucrativo?

Compartimos por aquí algunas de las reflexiones y conclusiones más relevantes del informe, que hacemos nuestras:

¿Qué antiguas necesidades mitiga la digitalización?

La digitalización genera no pocos desafíos de empleo, fiscalidad, privacidad de los datos, ciberseguridad… pero al mismo tiempo es fuente de prosperidad social.

Las nuevas tecnologías tienen la clave para resolver muchos de los grandes problemas de nuestro entorno: el acceso a agua potable, electricidad, educación y sanidad de calidad, la mejora de la calidad asistencial y la mejora de la calidad de vida en las ciudades o la conservación del medio ambiente.

A través de la tecnología seremos -paso a paso y entre todos- capaces de crear un mundo mejor.

¿Cuáles son las nuevas necesidades sociales están apareciendo en el nuevo contexto?

  • Accesibilidad a esas nuevas tecnologías. No solamente accesibilidad a los nuevos dispositivos o a la energía, sino también que los contenidos digitales se ofrezcan en formatos accesibles para las personas que sufren discapacidad.
  • Alfabetización digital. El acceso a la tecnología no es suficiente si no se cuenta con las habilidades necesarias para utilizarla. La alfabetización facilita la capacidad de transformar la información en conocimiento. Un caso particular de alfabetización digital especialmente importante es el de la alfabetización de los no nativos digitales: porque hay varias generaciones que pueden descolgarse de la vida social si no reciben ayuda para aprender cómo ser ciudadano de un planeta digital.
  • Empleabilidad digital. La digitalización ha puesto patas arriba el empleo porque los trabajos son diferentes. También son diferentes los perfiles que se requieren a los trabajadores y las condiciones en las que se trabaja.
  • El debate ético: ¿quién controla a los algoritmos y los robots? La digitalización implica afrontar nuevos retos éticos y es necesario que haya instancias no directamente implicadas en la generación de beneficios que velen por una humanización del cambio desde la perspectiva de la defensa de los fines de interés general y la dignidad de todas las personas.
  • Privacidad. No hemos sido educados para valorar adecuadamente el significado de la huella digital. Y en cualquier caso, la privacidad no debe evitar que se pueda ayudar a quien hay que ayudar.
  • Fomentar la capacidad crítica. Capacidad que permita distinguir la veracidad de la información.
  • Fortalecer las relaciones humanas off line. Porque hay una relación directa entre la alta conexión digital y los bajos niveles de empatía y las conexiones humanas.

Las ONG tienen un rol importante dentro de este nuevo contexto digital:

El nuevo contexto digital constituye sin duda una gran oportunidad. Se abren grandes posibilidades para conocer mejor las necesidades de los que más necesitan ayuda, para prestar mejores servicios o para escuchar. Pero el gran salto adelante que estamos viviendo presenta un importante reto: puede traer nuevas formas de exclusión que se sumen a las ya existentes; puesto que los beneficios del cambio no son automáticos para el conjunto de la sociedad.

La disrupción digital requiere un esfuerzo de inclusión, de formación, de humanización de la tecnología, de refuerzo ético, un aumento de la capacidad de escucha, de reflexión y de sensibilización.

Es tarea de fundaciones y ONG, el trabajar para que nuestro nuevo contexto no genere nuevas formas de exclusión y velar para que nadie se quede atrás.

Desde la Fundación Ingenieros ICAI nos ponemos en marcha

Tenemos el propósito de comenzar a activar a aquellos ingenieros que queráis involucraros en esa lucha para que nadie quede atrás en nuestro nuevo contexto y en el impulso de la transformación digital del sector no lucrativo.

Si queréis dejarnos alguna sugerencia, vuestra opinión, vuestra visión o, simplemente, ofreceros como candidatos para hacer voluntariado en temas digitales, podéis usar el espacio para comentarios que tenéis más abajo o contactarnos desde aquí.

La imagen es de geralt en pixabay

One thought on “¿Y si impulsamos la digitalización de las ONG?

  1. Me gustaría colaborar si previamente recibiera la formación adecuada. Sería importante que ambas cosas, preparación y colaboración, se pudieran hacer desde casa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.