La Fundación Ingenieros de ICAI apoya la construcción de dieciséis fuentes de agua potable para los 1.000 wampis de la comunidad de  Villa Gonzalo en el departamento del Amazonas, Perú.

El proyecto se desarrolla en la comunidad nativa amazónica de Villa Gonzalo, situada al norte del departamento del Amazonas a orillas del río Santiago en Perú. Se trata de una población de unos 850 individuos organizados en unas 150 familias que pertenecen a la cultura wampis, un pueblo que ha habitado desde siempre la selva peruana. La tierra que habitan es denominado también “Tierra de los Cinco Ríos” porque en él fluyen los ríos Marañón, Chiriaco, Cenepa, Nieva y Santiago; todos ellos constituyen, junto con cientos de quebradas y riachuelos, una compleja red hidrográfica que es hábitat de una diversidad inmensa de flora y fauna.

La comunidad tiene grandes carencias a nivel de salud, educación y acceso a servicios básicos. Se ha detectado una situación alarmante en cuanto al acceso al agua potable, ya que la comunidad consume agua de fuentes contaminadas por bacterias fecales. En un contexto en el que cada mujer tiene unos 6 hijos de media es especialmente preocupante la situación de vulnerabilidad de la infancia.

Durante el verano de 2017 dos voluntarios de la Fundación Ingenieros de ICAI  han realizado una labor de diagnóstico y caracterización sobre terreno y han sido testigos de la urgencia de garantizar un servicio mínimo de agua potable para la población.

Pese a que el agua esté presente en abundancia en forma de ríos y quebradas, todas las fuentes están contaminadas y están muy lejos de ser aptas para el consumo humano.

Tras hablar con autoridades locales y la junta directiva de la comunidad y tras realizar encuestas a las familias se ha propuesto una solución aceptada, sencilla, rápida y de bajo coste: la captación de agua de lluvia.

Se establecerán a través de esta solución 16 fuentes públicas repartidas por toda la comunidad. Cada fuente dará servicio a unas 9-10 familias. Los sistemas, compuestos principalmente por una superficie metálica captadora y un tanque de polietileno, podrán abastecer de agua apta para consumo humano a las 150 familias de Villa Gonzalo.

El proyecto ya ha finalizado

El proyecto ha llegado a una segunda fase el pasado verano de 2018, tras haber estado un año trabajando en las posibles soluciones para que los wampis puedan tener acceso potable, uno de nuestros ingenieros a viajado a finales del mes de Agosto para colaborar con la construcción de lo que hoy en día son los depósitos de lluvia que suministran agua potable a más de 150 familias.

Tras un arduo proceso de obtención de materiales, debido a las dificultades del terreno y transporte de suministros, se puede considerar el proyecto como finalizado. Todo esto no se podría haber conseguido sin la colaboración tanto de nuestros voluntarios como de todos los donantes que han querido poner su gotita de arena para que estás familias cuenten con un sistema de agua que cumpla los mínimos sanitarios.

Puedes conocer más del proyecto consultando el siguiente el documento.