Beneficios fiscales

La deducción en tu declaración de la renta es de un 75% para los primeros 150 euros y de un 30% para el resto de donativos.

Si colaboras con la fundación durante tres años consecutivos, manteniendo o aumentado el importe, la deducción aumenta a un 35% para los donativos que excedan los primeros 150€.